EL ESPACIO PROGRAMACION FORO ARTE Y TERRITORIO HAZTE SOCIO BLOG CONTACTO







DEL 18 DE julio AL 19 DE agosto 2022

De lunes a viernes de 18.30 a 21,30 h


INAUGURACiÓN: LUNES 18 DE JULIO / 20:30 h
Con la música de
JUAN MANZANO + MARINA OÓKO


N-623
Una exposición de David Castillo



El proyecto N-623es el resultado de un ensayo-reportaje que engloba desde un punto de vista personal la orografía, arquitectura e historia contenida en el recorrido de la carretera Nacional 623. Surge a finales de 2019 como un proyecto académico sin mayores pretensiones que finalmente ha adquirido un carácter tan profundo e intenso para el autor que actualmente se trata de un viaje en plena evolución.

Esta reflexión fotográfica recorre la geografía del Puerto del Escudo, el Puerto de Carrales y el Páramo de Masa, en un recorrido que une Santander y Burgos en un viaje a través de la Historia y la naturaleza. Lejos de cualquier inclinación política, analiza el horror camuflado en solemnidad de lo que aún queda de la Guerra Civil, y profundiza en la experiencia personal de un muchacho que apenas era consciente de lo allí presente en aquellos campamentos de verano y que ahora comprende en una extraña sensación de contraste entre una felicidad infantil y el horror.

Además, reflexiona sobre el futuro de la carretera y sus pueblos al querer proclamarse la N-623 como la Primer Ruta Turística Nacional.
Este trabajo se presenta como un breve pero intenso análisis de lo más profundo del autor, pero desde un punto de vista alienado, como un astronauta que visita la Tierra y hace preguntas, y preguntas, y preguntas que nunca terminan, como este viaje a lo largo de la Nacional 623.




Muchos son los acontecimientos que azotan la Nacional 623, maltrecha y abandonada para el olvido de la memoria. Una memoria que nos avergüenza, pero que nadie se atreve a destruir.

Desde Burgos hasta Cantabria, alto, muy alto, largo, muy largo. Así se presenta el Páramo de Masa que tantas veces he recorrido en coche, rodeado de un aura incluso de misterio. Donde siempre hace frío. Frío como el águila que se erige sobre el escudo de la España pasada. Y carretera. Mucha carretera.

Sin duda el aura de misterio que envuelve la Nacional 623 que une Santander con Burgos ha despertado en mí un sentimiento ambiguo, primero aquel de cuando era pequeño y apenas consciente en aquellos campamentos de verano, después, los de mis años universitarios, con la historia recién aprendida y cuatro ruedas bajo mi asiento.

Lejos de cualquier inclinación política, sus historias sobre apariciones y los resquicios de la Guerra Civil y su persistencia en el espacio, como reminiscencia de un horror camuflado de solemnidad, me conmueve, y este estudio pretende mostrar mi punto de vista sobre su morfología.

Irremediablemente, y a veces a mi disgusto, sigo muy vinculado a las tierras castellanas, ya sea por mi paso cuando era más pequeño y acampábamos cerca del observatorio de Masa, en Sargentes de la Lora o en la primera trinchera que encontrábamos en las lindes de la carretera. Incluso la belleza que desprende Orbaneja del Castillo rompe con lo terrible que se vio en aquellos caminos, hoy asfaltados pero abandonados por la alternativa que da la autovía, más rápida, segura y menos inquietante.

Este trabajo que presento es un breve pero intenso análisis de lo más profundo de mí, pero desde lo más lejano, como un astronauta que visita Marte por primera vez, y hace preguntas, y preguntas, y preguntas que nunca acaban, como el proyecto “N-623”.

A este proyecto le afectan dos circunstancias: La situación de crisis sanitaria que hace que quede incompleto por la dificultad de viajar, pendiente de ser recuperado en el futuro. La segunda situación es la reciente aprobación del proyecto de “memoria democrática” que, dado el caso, le da una especial relevancia a la temática de mi proyecto en el contexto de 2020.

Este proyecto no tiene como fin último ni por asomo la exaltación de los símbolos que en él se muestran, sino en su análisis o sentido personal que el autor se reserva, lejos de ideologías políticas o de cualquier naturaleza. Es así que, por tanto, no hablamos de más que de un viaje. Y por ello, esta serie fotográfica dispone de un orden, desde su inicio hasta su fin. Cabe destacar que intercaladas se encuentran cuatro series fotográficas que no pueden ser interpretadas por separado. Consisten en cuatro puntos claves en el proyecto vislumbrados desde cuatro puntos cardinales.

En este viaje me gustaría centrarme en el entorno paisajístico como la reminiscencia de una historia cruenta, que aún enfrenta a los españoles y aún a día de hoy se manifiesta en noticieros y revistas. Ahora que se ha aprobado el anteproyecto de ley de memoria democrática, creo que todo ello adquirirá un valor más elevado, pues lo que en el proyecto muestro podría ser vetado en poco tiempo. Mi proyecto no incluye ningún personaje por lo delicado del tema y para mantener el concepto de abandono, de la pérdida de la memoria, y la reminiscencia de la historia. Además, abordaría también entornos en los que me he sentido desde feliz hasta extraño, con miedo, tratando de transmitir esos mismos sentimientos de cuando era “Scout” y recorría esa carretera desde la más tierna ignorancia.




DAVID CASTILLO

Gran apasionado de la fotografía en su estado más primario dedica sus esfuerzos en el rescate de una fotografía química, sin alteracio- nes, cuando la luz se plasma en la plata en su forma más salvaje. Así se deja ver a lo largo de su obra más reciente, experimentando con diversos formatos y técnicas clásicas para transmitir precisamente unos sentimientos puros, primarios, sin alteraciones.
Graduado en Realización de Audiovisuales en León y en Comunicación Audiovisual por la Universidad de Burgos, David Castilo es además Especialista Universitario en Pilotaje de RPAs y ha realizado varios seminarios relacionados con la fotografía y elmundo audiovisual de la mano de Laura Hojas y Lucía Venero. Su última formación centraliza los conocimientos analógicos impartidos por el Grado Superior en Diseño de Artes Plásticas y Fotografía de los Ángeles Custodios de Santander.

Es ganador de varios certámenes cinematográficos, como la prime- ra edición del FICP de Piélagos en Corto, (selección para I.E.S) o el Festival Federal de Cortometrajes de ASDE, destacando la mención especial del Insituto Castellano Leonés de la Lengua.

Enfocado actualmente más en la imagen estática que la cinemáti- ca, ha participado en varias exposiciones, entre ellas las colectivas “Nuevos y Raros” en el CNFoto y posteriormente en el Centro Cultural Doctor Madrazo, además de la exposición individual “N-623” en el Centro Cultural Montaraz.
Sus próximos proyectos confirmados son las exposiciones individuales en Espacio Tangente (2022, Burgos) y el Museo Histórico de Las Merindades (2023, Medina de Pomar).
Ha impartido los talleres de fotografía y laboratorio analógicos en Espacio Tangente en 2022.

@lacamaruca



 






 


Centro de Creación Contemporánea ESPACIO TANGENTE / Valentín Jalón 10, bajo / 09005 / Burgos / 34 947 216 127